Berazategui al Final Four

Berazategui al Final Four

El cierre del grupo “C” de la II Liga Sudamericana femenina tuvo un partido extraordinario, de dientes apretados, grandes pasajes técnicos y una última bola que definió a suerte y verdad el clasificado de manera directa. En esa vueltas del destino Berazategui fue el que se impuso por 46-45 ante Quimsa.

El cotejo que resultó tener el marcador más bajo en la historia de la Liga Sudamericana, inició, transcurrió y finalizó de manera muy equitativa, con pocos momentos de supremacía plena por parte de alguno de los dos equipos, y la sensación de los espectadores de que partidos así alegran el alma.

Iniciando el match, Laila Raviolo y Celeste Cabañez por un lado, y Mabel Martínez y Luciana Delabarba por el otro, se encargaron de comandar los respectivos ataques, en un primer cuarto que terminó igualado en 14.

En el segundo capítulo ambos entrenadores ajustaron aún más en defensa, por lo que las anotaciones cayeron, y el cotejo ingresó en una vorágine que le costó mucho salir, en un ir y venir frenético, pero donde ninguno de los dos conjuntos consiguió obtener dividendos.

De esa manera, y por un par de aciertos sobre el cierre, fue Berazategui quien ingresó al descanso largo en ventaja de cuatro, 26-22.

El regreso al parquet no modificó en nada el trámite. Pese a los intentos de inclinar la balanza, ya sea por rotación de jugadoras o por táctica, ninguna de las dos escuadras encontró la manera de prevalecer, y la escases de anotaciones siguió el mismo curso.

Una vez más fueron las bonaerenses las que con mayor finura sobre el final sacaron una mínima diferencia, y se metieron al cuarto periodo arriba por uno, 36-35.

En ese acto epilogante los nervios pasaron a tomar un papel protagónico. Errores no vistos hasta ese entonces comenzaron a ser recurrentes, y las malas elecciones de tiro fueron un fiel reflejo de lo que ocurría en ambos conjuntos.

Si bien Berazategui llegó al minuto final arriba por tres (46-43), un doble de Celia Fiorotto achicó la brecha (46-45). En su último ataque el campeón argentino no consiguió anotar, y del otro lado, luego de recibir una falta y reponer de costado, el elenco de Santiago del Estero tuvo la oportunidad de ganar en las manos de Luciana Delabarba.

Apremiada por la defensa y el reloj, la base no consiguió ejecutar con comodidad, el balón no ingresó, y al instante se desató el festejo de Berazategui.

Candela Gentinetta fue la máxima anotadora del invicto del grupo “C” con 11 puntos, al tiempo que Delabarba terminó como goleadora del perdedor con 13.

Fuente: Consubasquet