San Lorenzo se quedó con el tercer puesto

San Lorenzo le ganío 96-90 a Villey Vipers de Estados Unidos y se quedó con el tercer puesto de la Copa Intercontinental por segundo año consecutivo. Otro logro para la enorme vitrina del Ciclón. El campeón fue Iberostar Tenerife que derrotó al Virtus Bologna en la final por 80-72.

¡Histórico! Por segundo año consecutivo, San Lorenzo se metió en el podio del mundo. En Tenerife, le ganó 96 a 90 a Valley Vipers de Estados Unidos y quedó con la medalla del tercer puesto de la International Cup. Otro enorme logro para el Ciclón que hace rutinario lo extraordinario y sigue dejando la camiseta azulgrana en las vitrinas del deporte internacional.

Tuvo que remar (mucho), sufrir (otro poco también) y aguantarlo hasta el final. El encuentro al equipo estadounidense no fue nada fácil y para quedarse con la medalla de bronce en la Copa Intercontinental, San Lorenzo tuvo que sacar a relucir toda su experiencia en el cuarto final. El resultado fue cambiante: Valley estaba infalible desde el triple, pero el Ciclón le dominaba la pintura con un Justin Williams fenomenal (aportó 6 rebotes y 2 robos). Basta con ver el marcador para identificar lo intenso y peleado del desarrollo: el primer cuarto cerró 27-19, el segundo 48-45 y el tercero 68-66.

Para definir la historia, el Che García mandó a la cancha a Tucker, Aguirre, Mata, Chuzito González y Piñero, pura experincia. Además, el Ciclón contó con una gran versión del Penka Aguirre que, como en la mayoría de los momentos importantes, se hizo cargo de lo hilos del partido y condujo a San Lorenzo primero a la ventaja y, después, a mover la pelota, hacer correr el reloj de 24 y aguantar la victoria. La chapa final se fue 96-90.

Fuente: Prensa San Lorenzo
Foto: FIBA