La Zona Pintada
Ultimas Noticias

Pase lo que pase, CRACKS

Este domingo se completarán los octavos de final del Mundial de España 2014 y el destino le hizo otro guiño a las expectativas: nuevamente Argentina chocará con Brasil. Completan Nueva Zelanda vs Lituania, Serbia vs Grecia y Turquía vs Australia.

La bajada de esta nota habla fríamente de la noticia: hoy se sabrán los nombres de los cuartos finalistas faltantes. Pero no es un día más.

Desde hace muchísimos años un Argentina vs Brasil, sea el deporte que fuere, tiene de tinte clásico y de ganar sea como fuere. Llámese fútbol, basquetbol, actualmente handball y si se quiere, bochas. Las miradas estarán hoy a las 22 hora madrileña (17 hora argenta) en ese clásico donde las actualidades poco tienen que ver y si la carga anímica.

Eso sí, poniéndonos fríos en el análisis debemos decir que se enfrentarán un equipo completo que tiene hambre, voracidad y necesidad de resultados. Esta generación brasilera es de lo mejor que han tenido, con varios NBA y ACB pero que al momento de conseguir resultados importantes, faltó a la cita. Y varias veces esa cita quedó trunca porque se topo con esta gloriosa GD argentina como en Indianápolis 2002, Turquía 2010 o Londres 2012 por citar algunos casos.

Argentina se presentó a este torneo con problemas institucionales de base (conflicto CABB por activa participación denunciante de los jugadores) y tres bajas por lesión harto sensibles: Emanuel Ginóbili, Caros Delfino y Juan P. Gutiérrez.

La fase clasificatoria brasilera, que dicho sea de paso llegó por invitación al torneo por no haber clasificado en el premundial, más allá de algún susto, fue muy positiva siendo segundo del gran candidato España. Argentina quedó tercera en el grupo que le tocó quedando cerca del primer lugar.

Ambos equipos se conocen de memoria por los partidos jugadores entre ellos, porque algunos son compañeros en sus respectivos equipos y porque ambos son dirigidos por dos de los cuatro mejores entrenadores argentos de la historia.

La fría estadística dirá que en el global desde la primera vez en 1930 se enfrentaron en 88 oportunidades con 47 triunfos brasileros y 41 argentinos.

A partir del año 1993 Argentina torció la historia ganando bastante mas que lo brasileros en los choques entre sí. Pero el dato más relevante es que con la GD en cancha nuestro seleccionado les ganó en el Premundial 2001, cuartos en el del 2002, la semi del preolímpico de Las Vegas 2007 con un inconmensurable Scola, octavos en Turquía 2010, final preolímpico Mar del Plata 2011 (Brasil le ganó en el mismo torneo pero en fase clasificatoria) y cuartos en Londres 2012. Si, la estadística invita a soñar.

Pero como esto es deporte y hasta que nadie demuestre lo contrario son 12 vs 12 con 5 titulares en cancha cada uno y 40 minutos por jugar. ¿Usted pensará que nos estamos atajando? De ninguna manera.

Esta Generación Dorada (o lo que queda de ella) nos dio todo lo que nos pueda dar tanto en resultados deportivos como en los humanos. Y acá es donde nos queremos detener. Más allá de la gloria deportiva que en definitiva, es lo que busca un deportista de alto rendimiento, este equipo ha demostrado el porqué de de la esencia pura del basquetbol. Funciona como equipo, piensan como equipo y así se mueven dentro y fuera de a cancha.

Son liderados por uno de los cinco mejores deportistas de la historia de nuestro país que además, probablemente sea el líder más positivo que haya dado estas pampas en materia deportiva como es Luis Scola. Lo hace desde el ejemplo (es el primero en empezar a entrenar, el último en terminar, el primero en llegar a la cancha a el día del partido a tirar al aro) y desde lo humano aconsejando y hasta apadrinando de alguna manera a los jóvenes como ha hecho por ejemplo con Delía dos años atrás llevándoselo una semana a Houston.

El resto de los “grandes” como Nocioni, Prigioni, Leo y con la vuelta ahora de Herrmann tienen la misma sintonía que el capitán citando por ejemplo los consejos de Leo para con Campazzo.

Nada, pero nada podrá empañar estos gloriosos 17 años si tomamos como mojón de comienzo Australia 1997 donde se empezaron a forjar estos muchachos

Hoy Argentina podrá ganarle a Brasil y tiene con qué. Pero también Brasil puede ganarle a Argentina y no será batacazo ni mucho menos. Así es el deporte. Pero pase lo que pase, sea como fuere, esta gloriosa e impactante Generación Dorada ha demostrado cual es el camino exitoso para los deportistas y personas. Así pasen a cuartos hoy o tengan que hacer las valijas sepan que ustedes son CRACKS. Y nada puede cambiarlo porque se lo han ganado; es la mejor de las copas de todas las que han cosechado.

Foto de tapa: Ligate una Foto

Alejandro Sonich
@alejosonich
@laonapintada

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *