La Zona Pintada

Cuenta regresiva

El profesor Leandro Lardone explica y fundamenta lo que será la pretemporada del equipo que comenzará el próximo lunes. La preparación física y la prevención de lesiones tendrán principal atención.

Desde el lunes Atenas comenzará a desandar una nueva edición liguera con el inicio de la pretemporada y tres desafíos por delante: el Súper 20, la Liga Nacional y la Liga de las Américas. Además, como parte de la puesta a punto, se confirmó su intervención en el Súper 9 cordobés, torneo de preparación que contará con los equipos de nuestra provincia que se desarrollan en las tres categorías más importantes del básquetbol argentino.

La preparación se pondrá en marcha el lunes 13 en la sede. Sobre la metodología de entrenamiento, la concepción del trabajo y los desafíos planteados, se refiere el profesor Leandro Ladone.

“Creemos que esta pretemporada va a ser mejor que la anterior, ya que se mantuvo gran parte del equipo y en el cuerpo técnico somos los mismos. Ya pasamos la adaptación y todos se acostumbraron a la metodología de trabajo. Se introdujeron muchos cambios y nos dieron muy buenos resultados, saliendo terceros y un índice de lesión muy bajo. La finalización de esa temporada terminó de hacernos entender el trabajo duro que se había hecho”, explicó.

A la hora de agregar detalles, dijo: “La pretemporada se fundamentará claramente en la puesta a punto de básquetbol. Si bien la preparación física, las evaluaciones médicas, quinésicas y nutricionales son áreas complementarias, ayudaremos a mejorar y aumentar el rendimiento de cada jugador. Vamos a tratar de ser lo más específicos posible. Contamos con poco tiempo y vamos a ser puntuales para que el tiempo utilizado sirva para que se arme un equipo”.

– Más allá de lo estrictamente físico hay otros factores en los que este grupo de trabajo siempre hace hincapié…

– Con Mario Di Santo a la cabeza y el trabajo que realizaremos con Pablo Guzmán y dos colaboradores que sumaremos, nos enfocaremos en aumentar el rendimiento deportivo sin lesiones, evaluaremos las funciones preventivas, dónde se encuentra parado cada uno, cuáles son sus valores de fuerza, asimetrías y si tienen puntos débiles. Luego hacer programas que desarrollen puntos débiles y potencien los datos que obtuvimos.

– ¿También existió un seguimiento previo e individualizado que ayudará a este comienzo de actividad?

– Hubo un trabajo de postemporada monitoreado por el departamento de educación física que hizo que cada jugador se fuera con un plan de trabajo preventivo, de fuerza y de resistencia. Así también los jugadores nuevos a medida que cerraban su situación contractual con el club pasaban por el gimnasio, se les hacían las evaluaciones y se les prescribía un plan acorde a sus valoraciones.

– ¿La metodología de entrenamiento será en doble turno o turnos integrados?

– Ahora está muy de moda lo de turno integrado, pero es una herramienta útil para ciertos lugares, clubes y condiciones, pero no para la totalidad. Creemos que muchas veces en un turno integrado no se pueden llegar a desarrollar la cantidad de contenidos que sí se pueden en dobles turnos.  Quizás en grande ciudades (como en Buenos Aires, o bien algunas de España, Italia Brasil, etc.) en las que los jugadores viven lejos y deben pasar varias horas arriba de un vehículo para ir a entrenar en más de una ocasión por día, sí es muy útil el turno integrado. Pero aquí con la logística de Atenas, la cercanía y el trabajo completo que haremos en el club, se ha elegido el doble turno.

“Con respecto a la parte de la fuerza, es la capacidad fundamental sobre la que se van a expresar todas las demás. Es el cimiento. Pero no creemos que este sea el momento más importante para desarrollarla, sino que todos los momentos son muy importantes. Nosotros llegamos a jugar la semifinal de la Liga pasada y dos días antes hacíamos trabajos de alta intensidad porque nuestros jugadores estaban adaptados a eso y nos daba muy buenos resultados. Entonces este es simplemente el inicio, el juntarnos”, explicó el PF.

Por último, agregó: “Ese será un poco el contenido de la pretemporada. Estamos con grandes expectativas. Si bien es una temporada nueva y diferente a las demás, estamos a pocos días y con todo planificado. Apenas restan ajustar detalles finales con el equipo de trabajo, que tal cual le pedimos o sugerimos a los jugadores sobre la necesidad de que se mantuvieran en forma y en sus niveles para llegar a la pretemporada con la finalidad de una puesta a punto y no un punto de desarrollo, lo hicimos nosotros. Seguimos evaluando nuestro trabajo efectuado, los métodos que utilizamos y los resultados que obtuvimos. Seguimos capacitándonos y creciendo.

Fuente: Prensa Atenas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *