El plantel que conduce Hernán Laginestra retornó a la habitual rutina este viernes 3 de enero. El equipo que finalizó el año en la quinta colocación de La Liga Nacional, se prepara para los compromisos que se le vienen en el 2020 por la competencia local.

La primera práctica del año se dividió en dos partes: primero, los jugadores trabajaron durante una hora en el gimnasio de musculación con el preparador físico Patricio Pallares y luego, hicieron lo propio en el estadio Héctor Etchart, con el técnico Hernán Laginestra y su asistente Federico Fernández por dos horas más.

Sin extranjeros (ya no son parte del plantel Nicolás Catalá ni Willie Clayton), el entrenador pudo contar con doce jugadores. Orresta (esguince de tobillo) y Marín (contractura del sóleo) se recuperaron de las lesiones que los mantuvieron alejados dos y tres partidos respectivamente y entrenaron a la par del grupo. Mientas que Tomás Spano, sigue recuperando de la fractura del quinto metatarsiano de su pie derecho, la que le llevará diez semanas. El base chivilcoyano se lesionó en el partido ante San Lorenzo el 8 de diciembre.

El resto del plantel que entrenó fueron: los mayores Luciano Massarelli, Erik Thomas y Kevin Hernández. Los U23 Rodrigo Gerhardt, Theo Metzger y Juan Martín Bello. Los juveniles Valentín Bettiga, Ignacio Varisco, Ignacio González y Santiago Mazza, este último, en la fase final de recuperación de una lesión que lo mantuvo alejado de las canchas por tres meses.

A Ferro lo esperan cuatro partidos en Capital durante enero. El primero será como visitante ante San Lorenzo el jueves 9 a las 21, y luego tres en el Etchart: el 16 ante Platense, el 22 ante Boca, y el 26 de este mes ante Estudiantes de Concordia. Mientras tanto, se siguen buscando dos jugadores para completar la rotación del equipo de Laginestra.

Fuente: Prensa Ferro