El ala pivote portorriqueño salió con munición gruesa en su cuenta de Instagram (@ramonclemente) contra la dirigencia de SSan Lorenzo por la deuda que según consigna el jugador, mantiene la entidad de Boedo con él.

San Lorenzo había anunciado esta semana la vuelta del boricua, en la modalidad de contratación por un mes, para disputar la BCLA y la Intercontinental. Anoche, en el segundo juego ante Sisi Franca, ni Clemente ni el iraní Geramipoor pudieron jugar y lo que se dijo fue que no había llegado a tiempo la habilitación por parte de FIBA.

Pero esta mañana, alrededor de las 11 de la mañana de nuestro país. Ramón Clemente, quien ya se fue de la Argentina,  publicó en su cuenta de Instagram lo siguiente, que reproducimos de manera textual:

“Es una locura cómo la única forma en que pude recibir un pago de San Lorenzo (@caslabasquet) y obtener el dinero que me debían de la temporada pasada fue aparecer como si fuera a jugar. Todavía se debe dinero y los contratos aún se han roto de ese Club. Lo triste de toda esta situación es que no soy solo yo”.

“A muchos jugadores de la temporada pasada todavía se les debe mucho dinero de San Lorenzo y este equipo finge que esos contratos ni siquiera existen. Al menos a 5 jugadores de la temporada pasada todavía se les debe dinero y la única forma en que se les pagará es yendo a FIBA”.

“En esta temporada actual, a los jugadores se les debe dinero, no se les paga durante meses y este Club continúa firmando jugadores para grandes contratos sabiendo que no pagarán. Literalmente tuve que subir al avión para volar a Argentina, practicar y actuar como si todo fuera bueno para recibir un pago. Tan pronto como recibí mi dinero, cambié mi vuelo para el día siguiente y regresé a casa”.

“Me niego a creer que este club me pagará todo lo que deben en 30 días, conociendo a todos los jugadores con los que tienes deudas. Tenemos familiares que mantener, facturas que pagar, la vida cotidiana para vivir y tú juegas con cómo sobrevivimos”.

“Otros jugadores no hablarán públicamente sobre el tema, pero como veterano durante 11 años en esta profesión, seré yo quien tome la bala para arrojar luz sobre la situación”.

“Nunca firmé ningún papeleo con el club antes o después de subir al avión esta semana. No juego gratis y no jugaré gratis por tu nombre. Para los fanáticos de San Lorenzo les digo que son increíbles en su apoyo a los jugadores, pero a la mayoría no se les trata bien a quienes se ponen ese uniforme (financieramente)”.

“El cuerpo técnico y el personal de formación también son personas increíbles. No iba a decir nada públicamente cuando me fuera, pero mi silencio no solucionaría el problema. Mis disculpas a los jugadores por irse así no pretendo meterme con su moneda de esa manera. En resumen, paguen los contratos que acuerden, ustedes son San Lorenzo, un gran club y muy respetado. Esté a la altura de su reputación y pague a sus jugadores.    #MonopolyMoney”

Desde la dirigencia azulgrana, al momento de realizar esta nota, no se han expresado públicamente.

Cabe destacar que San Lorenzo tuvo una inhabilitación para contratar jugadores por deudas con extranjeros pero esta semana seguió resolviendo esta cuestión ante FIBA. Ante el BAT pagó la cuota de Dawson por lo que levantó esa inhabilitación. Por otro lado sigue el conflicto con Claudio Pereyra, agente de Calfani. En este caso están en juicio y va para largo.

La otra cuestión es la de Justin Willams. San Lorenzo debe pagarle a Olímpico LB el monto de la reserva y como parte de pago por la deuda que mantenía Olímpico con Willaams, San Lorenzo se hace cargo de esa deuda para no pagar la reserva y para ello hay un plan de pago.

Hay otra cuestión más dentro de esta realidad: casi todos los clubes (hay un par de excepciones) están atrasados en los salarios de sus jugadores, en especial en estos dos últimos años que han sido durísimos.

Foto: la Liga Contenidos