Los de Laginestra derrotaron 88 a 79 a Boca en el Etchart. El local dominó el juego y llegó a sacar 23 de diferencia. Massarelli fue la figura con 26 puntos. Leiva fue el destacado de la visita con 14 puntos y 16 rebotes. El highlight de Falta Técnica.

El partido comenzó con buenas intenciones de ambos equipos. El que tomó primero la delantera fue Boca, que apoyado en sus hombres más experimentados se puso 11-5. En el local salió por una torcedura de tobillo Zane Waterman a los tres minutos de juego. El dueño de casa reaccionó, y con triples de Orresta y Massarelli empató en once. Otra corrida de Massarelli le otorgó un doble y falta que el escolta cambió por gol, para así meter un parcial de 9-0. Ferro era rápido y eficaz desde afuera, y por eso, llegó a sacar nueve de ventaja (24-15). La mano caliente de Lucho Massarelli (13 puntos en el cuarto), acompañado de la buena tarea de Orresta en la base, marcó el rumbo del primer chico, donde a pesar de un mal inicio, Ferro dominó y se quedó con el mismo 28-23.

El local volvió a crecer, sacó diez de luz gracias al juego colectivo y la eficacia de Marín en tiros cortos. Enfrente, Boccia levantó a los suyos para acercarse a cinco (36-31) en la mitad del parcial. Con tres triples de Williams en igual cantidad de intentos, Oeste volvió a poner distancia de dos dígitos y provocó el tiempo muerto de Narvarte. A medida que pasaban los minutos, Ferro mejoraba en defensa, lo que provocaba tiros rápidos o incómodos del conjunto Xeneize. De esta manera, el local se distanció 49-31, con Marín y Williams intratables en el perímetro. Con un buen primer tiempo en triples (44% de efectividad con 8/18 ante el 21% de Boca) el local marcó la diferencia para irse al descanso 51-34.

Ferro salió mejor en el complemento y llegó a sacar 23 de luz (57-34) luego de un triple de Waterman. A partir de allí la visita logró un buen pasaje, y con un parcial de 9-0, acortó la distancia a 14. El local había convertido tan sólo seis puntos en seis minutos, hasta que un triple de Marín y un doble de Thomas despertaron a la hinchada verdolaga y dejaron las cosas momentáneamente 65-45. Boca se llevó el cuarto por uno, y de esta manera arrancaron 70-54 los últimos diez de partido.

El roce era moneda corriente en el Etchart. De un lado Ferro no aflojaba en ataque, aunque en defensa empezaba a dejar algunos espacios. Boca intentaba achicar la distancia y proponía un juego rápido en la calurosa noche porteña. Esto le dio resultado a Narvarte, que gracias a seis puntos seguidos de Leiva se puso 72-63. Tras un minuto pedido por el banco local, Sansimoni clavó una bomba que hizo delirar a todas las almas bosteras que se acercaron hasta el Etchart. La visita estaba 16-4 en el cuarto y la diferencia ya era de cuatro solamente (74-70). Los últimos minutos fueron palo y palo, el local mantenía una pequeña ventaja, pero Boca, ya sea con Leiva en la pintura, o con Sansimoni en el perímetro, se acercaba continuamente y llegó a ponerse a tres en varias ocasiones. Con el tablero 82-77 Massarelli fue a la línea de libres para convertir los tres y darle un respiro a los simpatizantes verdolagas, al dejar las cosas 85-77 de cara al último minuto de juego. La defensa de Ferro en lo que quedaba fue excelente, Boca intentó pero se encontró contra una muralla en el equipo local que le permitió quedarse con el triunfo 88-79.

Síntesis:

Ferro 88: Orresta 6, Massarelli 26, Thomas 8, Waterman 8, Hernández 12 (fi). Williams 11, Marín 17, Metzger 0, Bettiga 0. DT: H. Laginestra.

Boca 79: Sansimoni 14, Flor 11, Boccia 15, Aguerre 4, Leiva 14 (fi). Facello 6, Gargallo 8, Washinton 7. DT: G. Narvarte

Parciales: 28-23, 51-34 (23-11), 70-54 (19-20), 88-79 (18-25).
Árbitros: Oscar Britez, Alejanro Zanabone y Raúl Sánchez
Estadio: Héctor Etchart (CABA)

Fuente: Prensa Ferro
Foto: La Liga Contenidos