Boca derrotó 79 a 70 a Obras y volvió a la victoria en La Liga Nacional. Bruno Sansimoni y Adrián Boccia, 14 puntos cada uno, los líderes en el goleo del equipo de Narvarte. El highlight de Falta Técnica.

El primer cuarto fue lento, con dos equipos que parecían sentir el horario matutino del partido. Un buen inicio de Aguerre adelantó 7-5 al dueño de casa y luego un pasaje positivo de Konsztadt estiró diferencias a 14-7, por lo que el entrenador visitante Gregorio Martínez tuvo que pedir minuto. El parate le sirvió a Obras que endureció su postura defensiva, sumó del otro lado con un triple de Alejandro Zurbriggen y achicó a 17-11 al primer descanso.

El segundo segmento ya tuvo otro ritmo. Un arranque fervoroso de Washington le dio dos dígitos de luz a Boca (21-11), pero Obras arrimó a 24-21 gracias a Fernando Zurbriggen, por lo que Narvarte pidió minuto. Una ráfaga de Sansimoni le devolvió la calma al local (29-21), pero la visita respondió con dos triples y achicó a 29-27. Ya sobre el final, un cierre a toda orquesta de Boccia hizo que el anfitrión se vaya a los vestuarios con una interesante luz de 44-33.

El conjunto visitante tuvo un arranque intenso desde lo defensivo, le agregó gol en el otro canasto con Barber y arrimó a 46-39 tras el descanso. Luego de ello, el que apareció con su energía habitual fue Fernando Zurbriggen para que la diferencia caiga aún más (46-44), pero Boca no se amilanó y volvió rápidamente a la lucha. Sandes fue el eje de las últimas ofensivas, Konsztadt sumó alguna conversión puntual, y el Xeneize lo cerró arriba 56-50 de cara a los diez minutos finales.

El inicio del último tuvo de todo. Triples, protestas, intensidad, técnicos y, casi de la nada, el liderazgo de Obras. Sin embargo, ese 62-60 le duraría poco a la visita ya que aparecieron los bases de Boca con efectividad desde la larga distancia y el anfitrión retomó la ventaja y la calma. Ya sobre el final y en medio del desfile de jugadores saliendo por faltas (Leiva, Barral, Barber), el Xeneize lo cerró de forma desahogada gracias a conversiones claves de Flor y Aguerre.

Importante victoria de Boca este sábado. El Xeneize necesitaba ganar para ratificar el buen partido que había hecho, pese a la derrota, en Bahía Blanca y además para confirmar que la Bombonerita tiene que ser una de sus armas fundamentales en esta recta final de la serie regular. Con diferentes intérpretes a la hora de anotar, mucha intensidad en defensa y el aliento de la gente, el equipo de Narvarte ganó un partido que siempre tiene un valor anímico diferente y llega feliz al receso.

Fuente: Prensa Boca
Foto: La Liga Contenidos