El jugador de 35 años llegó a Comodoro Rivadavia a fines de febrero del 2019, en reemplazo del base Lucas Pérez. Rápidamente se afianzó en el equipo y encontró en Gimnasia el lugar ideal para su familia, con su esposa jugando para el equipo femenino del “Verde” y sus hijos desarrollándose en las formativas del club.

Treise recordó su llegada a la institución comodorense, que lo encontró en un momento delicado de su carrera. “El año pasado, cuando me estaba por ir de Regatas, transitaba un momento donde sentía que se me habían ido las ganas de jugar al básquet. Había cosas que ya no me gustaban, como la forma de competir. No me estaba sintiendo cómodo. Allí fue cuando apareció Gimnasia, con una estructura y un proyecto que me convenció”, detalló el base.

“Era un club que venía haciendo bien las cosas. Presentía que iba a ser una buena decisión llegar a Comodoro. Tuve la suerte de que mi familia me acompañó, gracias a Dios. Y así emprendimos la mudanza hacía el sur del país. Llegué por tres meses, para lo que restaba de esa temporada 2018/2019, con posibilidad de firmar un año más”, mencionó el oriundo de Alem, Misiones.

Con el correr de los partidos, “Jony” se fue afianzando en el equipo. Así, Gimnasia encontró en su experiencia una pieza fundamental para el quinteto titular formado por el director técnico Martín Villagrán. Para el jugador de 35 años, su llegada trascendió más allá del parqué.

“Hoy en día, Gimnasia simboliza la pata fundamental de toda una familia. Mis hijos, Beni (4) y Benja (9), quieren al club y están en las categorías formativas. Mi mujer volvió a jugar al básquet acá, después de diez años, en el equipo de primera femenino y yo soy parte del plantel de Liga Nacional. Todo eso abarca el cariño y el amor que en tan poco tiempo encontramos en Gimnasia”, expresó Treise en el segundo capítulo del ciclo de entrevistas por Instagram Live. Las mismas se realizan todos los martes, a partir de las 21 horas, en dicha plataforma del club.

“Valoro mucho el respeto y el compromiso que existe acá. Por eso se tienen que sentir orgullosas las personas que rodean y hacen cosas para la institución. Los hinchas que apoyan al equipo, que van a la cancha. La gente hace cada vez más grande al club. Por ese motivo, siempre voy a querer que a Gimnasia le vaya bien. El paso por Comodoro fue fundamental para nuestra familia y eso es muy importante para nosotros”, sentenció el basquetbolista.

Fuente: Prensa Gimnasia