Diego Romero extendió su contrato con Gimnasia por un año más. De esta manera, el capitán del plantel dirigido por Martín Villagrán sumará una nueva temporada en Comodoro Rivadavia.

Será la 14° jugada con el club por Liga Nacional, récord absoluto. “Siento un orgullo enorme de que tanto Gimnasia como Martín Villagrán sigan confiando en mí”, expresó el jugador.

Romero nació en Bernardo de Irigoyen, provincia de Misiones, el 7 de septiembre de 1982. Inició su carrera profesional en el básquetbol en 1998 como juvenil de Gimnasia.

Su debut en la Liga Nacional se produjo en esa temporada 1998/1999, con apenas 16 años. Más precisamente el 17 de febrero de 1999, frente a Estudiantes de Olavarría en el Socios Fundadores, bajo la conducción técnica de Fernando Duró.

El jugador también disputó las temporadas 1999/2000 y 2000/01 en Comodoro, antes de emigrar al básquet universitario de los Estados Unidos.

Tras conocerse su renovación, Romero expresó: “Siento muchísima felicidad. Estoy muy contento porque quería seguir en el club, que para mí es como mi casa. Al mismo tiempo, siento un orgullo enorme de que tanto Gimnasia como Martín Villagrán sigan confiando en mí. Significa muchísimo este voto de confianza”.

Luego de su travesía por norteamérica, regresaría a Gimnasia para vivir la noche más gloriosa. Sería para el sexto partido de la serie final de la Liga Nacional 2005/06 ante Libertad de Sunchales, donde reemplazó al lesionado Ruperto Herrera. Ese 1° de junio de 2006, Romero jugó 21 minutos, aportando 12 puntos y 4 rebotes, para la sellar la consagración. Así, pudo festejar el primer título de Gimnasia en la máxima categoría del básquet argentino.

Sobre su continuidad en el “Verde”, detalló: “Lo que más quiero es seguir jugando al básquet, y que mejor lugar que hacerlo en el club donde me forme y del cual soy hincha. En Comodoro tengo a mi familia y mis amigos, eso es un plus increíble. Me siento un privilegiado. Después claramente poder seguir siendo parte del proyecto que desde hace varios años viene llevando adelante el club con Villagrán a la cabeza y con una línea clara de trabajo, en busca de poner al equipo en los primeros lugares de la liga”.

Su carrera deportiva continuó en Regatas Corrientes y en la temporada 2007/2008 se incorporó por primera vez a Quilmes de Mar del Plata. Tras esos dos pasos, el jugador retornó a Gimnasia para afrontar las siguientes cinco temporadas de la Liga Nacional (2008 a 2013).

Para la temporada 2013/14, Romero firmó nuevamente con el Club Atlético Quilmes. En esta ocasión, cumplió tres temporadas en Mar del Plata, previo a su definitiva vuelta a Gimnasia de Comodoro. La misma tuvo lugar en la 2016/17, donde fue dirigido por Gonzalo García.

Tras cumplirse el proceso de García, Martín Villagrán fue el encargado de tomar el mando del equipo, respaldado por Romero como el capitán de su equipo.  En este mismo contexto, la semana pasada se confirmó la renovación del director técnico por las próximas dos temporadas.

Al respecto, el jugador reconoció: “Me pone contento tanto por Martín como por el club, porque entiendo que la renovación tiene que ver con la continuidad de un proyecto serio. Villagrán ha demostrado estar a la altura por capacidad, carácter y preparación, se ha ganado su lugar en la Liga y me parece espectacular que el club que lo formó pueda seguir contando con él”.

Hablando del armado del equipo, el capitán piensa que “van a intentar mantener una base de la última Liga. Los últimos años ha sido una constante eso de repetir jugadores para mantener una línea de trabajo y una identidad de juego. Eso hizo que las Ligas arranquen bien y que el equipo fluya mejor. Al conocerse, se hace más fácil insertar a los jugadores nuevos, para que se adapten a la idea del técnico. Los que ya estamos ayudamos también a la adaptación de la ciudad. Por eso creo que se irá por ese lado. Mientras el equipo este unido, tanto dentro como fuera de la cancha, se hará todo más sencillo”, sentenció.

En la temporada 2020/2021, Romero cumplirá su 14° Liga Nacional defendiendo la camiseta de Gimnasia. Es el segundo jugador de la historia del club con más partidos jugados, con un total de 441 (contando solamente Liga Nacional). Es superado únicamente por Pablo Moldú, que mantiene el récord con 452 encuentros en sus 11 temporadas en el “Verde”.

Otra marca en el básquet la consiguió el 29 de abril de 2018, en un partido de la fase regular de la temporada 2017/18 contra Hispánico Americano. Allí Romero sumó 10 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, convirtiéndose en el doceavo jugador en la historia de la Liga Nacional en conseguir un triple doble.

Asimismo, el pivot de Gimnasia tiene el récord de máximo rebotero del club, obtenido el pasado 18 de mayo de 2019 en un partido frente a la Unión de Formosa por la Liga Nacional. Superó al extranjero Samuel Clancy, que quedó en segundo lugar con 1.918 rebotes en el club.

Fuente: Prensa Gimnasia CR