El ex entrenador de los Chicago Bulls y de los Minnesota Timberwolves firmará un contrato que lo unirá a la franquicia neoyorquina por cinco años, convirtiéndose así en el 29° entrenador en la historia de la franquicia y el 14° de este siglo.

Con todo listo en la burbuja de Orlando para el regreso de la NBA, la actividad no da respiro ni siquiera en los despachos, donde los equipos que han quedado fuera de la lucha por los playoffs buscan rearmarse de cara a la próxima temporada.

Uno de esos equipos son los New York Knicks, que de la mano de su nuevo presidente, el ex agente Leon Rose, busca la reconstrucción definitiva que devuelva a la histórica franquicia a los primeros lugares, algo que le ha sido asiduo en los últimos 20 años.

Según informa Adrian Wojnarowski de ESPN, Thibodeau firmó un contrato por cinco años, ganándole la pulseada a otros nombres que sonaban para el puesto en las ultimas semanas como Jason Kidd, actualmente asistente en Los Angeles Lakers, y Kenny Atkinson, libre luego de haber sido despedido por los Brooklyn Nets en marzo pasado.

En la Gran Manzana, Thibodeau se encuentra con el difícil desafío de encabezar una nueva reconstrucción de los Knicks, uno de los trabajos más desgastantes de la NBA, en busca de una vuelta a ser un contendiente en la Conferencia Este. Para ello, cuenta con un grupo de  futuras promesas en desarrollo como el canadiense RJ Barrett, Kevin Knox y Mitchell Robinson, sumado a algún prometedor novato que puedan obtener en el próximo draft.

Los ojos de la gerencia del Madison Square Garden también estarán puestos en la agencia libre 2022, donde esperan atraer grandes nombres para acompañar al grupo de jóvenes con los que cuentan actualmente.