En un nuevo programa de 3×3 Radio, hablamos con Lucas Picarelli, que será el nuevo mánager de Ferrocarril Oeste. El ex jugador, que tuvo paso por River Plate, Estudiantes de Olavarría, Ben Hur, Peñarol, Regatas Corrientes y Olímpico de La Banda, entre otros, se había sumado al conjunto verdolaga como coordinador de las inferiores a inicios del 2020, y ahora aumentará sus responsabilidades, involucrándose en lo que respecta al equipo que afrontará la próxima Liga Nacional.

Lucas nos contó sobre esta nueva oportunidad con el equipo de Caballito, cuáles serán sus funciones y a qué apunta el armado del plantel para la 20/21, considerando que el club comunicó que el presupuesto de esta temporada será 50% menor al del año pasado.

Reviví la charla completa en 3x3Radio con Lucas Picarelli:

“La verdad que fue como orgánico que se dio, no fue que no estaba haciendo nada sino que a principio de año Ferro tuvo un acercamiento para ser entrenador de alguna categoría, después les presenté algunas ideas, tengo buena relación con el club, tuve un muy lindo paso en todo aspecto, mi familia tiene historia en el club, estoy muy relacionado. A principio de año agarré la coordinación de las inferiores, de LDD hacia abajo y en eso empecé a meterme en el club, con la pandemia se frenó todo, y hace un mes, con la dirigencia hablábamos cada vez mas de las necesidades del club para esta temporada, y surgió la idea de tomar la posición de mánager, habiendo presentado un proyecto de lo que nos gustaría que pase con respecto a esta posición, Ferro es un club especial, con muchos socios, muchos hinchas, muchas personas que saben del deporte. La idea es ayudar al club a transitar la temporada, si bien es un año complicado para todos los clubes, podemos mejorar cosas de la temporada pasada, habiendo estado tantos años en la competencia todos tienen altibajo, me ha tocado estar en E. de Olavarría y tener una buena temporad, me ha tocado estar en los Peñarol campeones de América, puedo reconocer lo que puede necesitar el club en cada situación, y la idea que fue aceptada fue unir al club a las inferiores con La Liga nacional. A veces pasa que el torneo es una isla, y todo el resto no tiene participación, viene un entrenador, presenta una lista de jugadores, hay un presupuesto, si el entrenador se va se lleva ese trabajo, la idea entonces fue generar un grupo de trabajo donde estoy acompañado por la mayoría de los entrenadores de las inferiores. Se formó un plantel técnico increíble, donde podamos generar un espacio de basquet no solo a los dirigentes, para escuchar gente que sabe, sino también un espacio de soporte para el entrenador. En este caso, Fede Fernández, que era el último asistente.

Estamos en constante contacto entre los dirigentes, entre los representantes, con los jugadores y con el entrenador. Por eso este armado es trabajo de un contacto y participación, hacemos muchas reuniones de zoom para analizar posibilidades, ver estadísticas. La idea no es reducir el presupuesto sino trabajar para buscar la mejor posibilidad. Es una cuestión de oportunidad. Se trata de trabajar para encontrar la mejor posibilidad. Hay jugadores tapados que no han tenido su chance y están esperando para tener su posibilidad.

La idea principal es unir al club en la parte de entrenadores e inferiores sino también, darle la oportunidad a los chicos que vienen hace mucho en el club. Este año la idea es que los chicos que jugaron la LDD y los que fueron parte del plantel el año pasado tengan su chance, que realmente puedan jugar. La segunda unidad va a estar compuesta por los chicos del club y también que puedan dar el saltito los juveniles (u19). También chicos que tienen proyección y que están en el club hace mucho, caso Marisco, caso Maggi, esa sería la primera idea. En la primera unidad traer gente de experiencia o que pueda estar capacitadas para iniciar un partidoTenemos oficializado a Pablo Osores y tenemos confirmada la mayoría de las fichas. Él ha demostrado que está para dar el salto, es tucumano, con eso tenemos un plus de lo que puede dar, y después están las demás posiciones muy avanzadas o confirmadas.

La idea es jugar sin extranjeros, esto es primicia, hay avanzada una negociación con alguien que está sacando un visado, una ciudadanía para venir, un cubano. Es una cuestión institucional de no hacer el anuncio sin que esté oficializado. Spano sigue, Bello sigue, Bettiga sigue, Rómulo vuelve. Entre Metzger, Gerhardt y Ramos, la primera opción es Theo. A lo de Rodrigo y Lechu (Ramos) lo está contemplando el entrenador, no tengo confirmación. Es una cuestión no solo de bajar el presupuesto, sino de trabajar a la par de eso. Es muy lindo ver como le llegan mensajes a Fede de otros entrenadores porque vio un chico en un lugar, o le pasa videos de un americano en Mendoza, la idea es buscar, tener el ojo.

En el básquet hay que tener un poco más de ojo para ver que estás mirando en un jugador, la idea es no tener una calculadora, sino tener una mesa de trabajo de gente de básquet, y en eso sí creo, no importa la cantidad de años de liga que tengas, sino que si sabes de basquet sos una opción más. Lo importante es tirar nombres, una vez que pasa una, es el total. Si decís 100 jugadores, no hay que deprimirse por los 99 no, sino porque le pegaste a uno, queremos tener ideas, brindar información, explicar por qué queremos un jugador u otro. Por suerte la dirigencia no desconoce el juego, saben mucho en el lugar donde están. Se hace un trabajo fuerte, pero lindo y de alguna manera fácil, no estoy teniendo trabas de ningún tipo.

Eso deben estar diciendo la mitad de los equipos hacia arriba y abajo. Creo que va a estar un poco partida la liga, entre los que pueden estar en una mejor situación económica va a haber una lucha y otra por los que están tratando de rearmarse y con esta situación de los que emigraron, la pandemia, la cuestión económica. Son menos meses, decirle liga de transición es desprestigiarla, pero sí será una liga muy distinta y estará partida en dos, los que pudieron salir fuerte al mercado y los que apostaron saliendo de su zona de confort.

En realidad esta es mi primera experiencia como manager, y no tengo una referencia, salvo la propia pero es de otro año, con otros valores. Se trata mucho de la oferta y la demanda a nivel nacional. La cotización y valoración de los jugadores tiene que ver directamente con la demanda, a que voy, se valoriza más una posición o un jugador porque hay carencia que por el talento propio del jugador, te encontrás con esa situación, está bien. Es puro mercado, se hace difícil a la hora de negociar porque no sabés qué es lo que estás pagando.

No me quiero meter en un debate en el cual no fui partícipe en el último año. Hay una sensación o una charla muy recurrente que veo, que es el tema de los partidos, de la cantidad y los días, no solo para los jugadores, sino para los clubes a la hora de poder contar con una asistencia de forma regular. Cuando yo estaba, era clarito. Viernes y domingo, si había un televisado el del domingo pasaba al miércoles, después entiendo que por logística los viajes se hicieron distintos y empezó a jugarse en día de semana. Es una charla que escucho en forma de queja, pero es algo que noto muy diferente. Escucho voces desde los jugadores y los club sin saber qué día jugar, o jugar un día de semana, son voces que voy escuchando y que deben tener una justificación, además de la parte económica, es lo que yo puedo decir que cambió más con respecto a la liga que jugaba yo.” 

Fuente: 3×3 Radio (Unocontraunoweb)