Tras la salida de Gregorio Martínez para hacerse cargo de la conducción técnica de la Selección Femenina, Obras había barajado una serie de nombres para ocupar su lugar en la banca. Finalmente, será Bernardo Murphy quién tomará las riendas del tachero en las próximas dos temporadas.

El entrenador argentino venía de disputar la última temporada de la Liga Nacional de Chile, donde dirigió a Ancud, equipo que se posicionó en el cuarto lugar de la conferencia sur, con un récord de 17 victorias y 15 derrotas. Allí alcanzó los playoffs, donde cayó en cuartos de final ante Las Ánimas de Valdivia. Bernardo también formó parte del cuerpo técnico de la Selección de Venezuela, acompañando a Fernando Duró, Cristian Lambrecht y Pablo Favarel.

En los últimos años de la Liga Nacional fue parte de Hispano Americano (donde consiguió el ascenso) hasta 2017, y luego fue asistente de Lucas Victoriano en Estudiantes de Concordia. 

“Bernardo es un hombre de la casa y un formador de primer nivel. Creemos que es el indicado para continuar potenciando nuestro proyecto de desarrollo de talentos jóvenes”, señaló Horacio Nuñez, vicepresidente de Obras.

Bernardo tiene una larga historia en el club de Núñez: fue asistente técnico en la temporada 95/96, donde se consagró campeón junto a Fernando Duró. Fue responsable de las divisiones formativas del club a fines de 2005 y debutó como coach principal en Liga Nacional en febrero de 2007.  En 2007-08, Obras llegó a jugar semifinales de Liga, instancia en la que fue eliminado a manos de Quimsa. Dejó la institución en 2008-09.

Fuente: Prensa Obras Basket