Son horas claves para nuestra Liga Nacional en lo que al nuevo torneo se refiere ya que la CABB, la AdC y la AdJ, todos en conjunto, están terminando de cerrar el acuerdo, que parece inminente, para el regreso a los entrenamientos.

Hubo en el día de ayer una reunión clave en la que participaron Matías Lammens (Ministro de Deportes de la nación), Fabián Borro y Gerardo Montenegro se determinó la posibilidad del pronto regreso a los entrenamientos. Más allá del adelanto de Quimsa para el 21 de noviembre, todo indicaría que entre la última semana de septiembre y la primera de octubre regresarían ya el resto de los 19 equipos de nuestra Liga.

“El comienzo de una nueva temporada está cada día más cerca. La modalidad de burbuja es la única opción en la actualidad y creo fervientemente que  pronto nos darán la autorización para el regreso a las prácticas, al aire libre y bajo nuestro protocolo sanitario”, (Fabián Borro). 

Por supuesto que no está de más este primer paso pero la meta está puesta en las burbujas para poder disputar el torneo de manera oficial a partir de noviembre. Y allí es donde aún estarían las dudas sobre cuales serían estos lugares.

Las experiencias sobre esta modalidad han sido exitosas en otros países como EEUU en la NBA y valencia para el cierre de la pasada temporada en la Liga Endesa. Claro que en estos casos la infraestructura es notablemente superior a la de nuestro país. Obviamente son otras economías pero como dato inicial sirve.

“Seguimos realizando las mesas de trabajo con toda la familia de basquet. Garantizamos, junto a la AdJ y nuestros clubes, que la vuelta al trabajo será bajo las guías y protocolos sanitarios que cada municipio, provincia o Nación establezcan. Además del protocolo elaborado por el Departamento Médico de AdC, que fue presentado ante el ministerio de Turismo y Deportes. Entendemos la demanda de nuestros jugadores y se está haciendo todo para pronto volver a los entrenamientos” (Gerardo Montenegro)

Si hablamos de la Conferencia Sur quien parece más avanzado es Mar del Plata de la mano de un proyecto presentado por Nicolás Lauría, ex jugador de Peñarol y actual concejal maplatense de Cambiemos y lo hizo con el aval del Intendente Guillermo Montenegro.

La ciudad balnearia por excelencia de nuestro país se presenta como ideal si tenemos en cuenta estadio, canchas de entrenamiento y hotelería pero quizás no se presenta en el mejor momento sanitario con respecto a la pandemia. Este minucipio tiene al día de hoy 8568 casos de Covid 19.

De todas maneras podríamos decir que pica bien en punta con respecto a la Ciudad de Buenos Aires que también pretende ser la burbuja de esta zona. Claro que CABA tiene graves complicaciones a nivel pandemia independientemente que posee una fenomenal oferta hotelera y cuatro estadios de Liga Nacional como para afrontar este primer tramo liguero. El tema es que CABA tiene la segunda cantidad de infectados de Coronavirus del país: 113669 infectados al 16 de septiembre.

Si hablamos de la Conferencia Norte, la ciudad de Córdoba presentó su protocolo para realizar allí el torneo con los 10 equipos y también talla fuerte Carlos Paz, la segunda ciudad turística de nuestro país.

Pero también Córdoba está en una situación sanitaria comprometida con 16384 infectados al día de hoy de los cuales 11892 son de Córdoba Capital. Carlos Paz tiene 200.

Pero en las últimas horas, concretamente ayer, Ariel Amarillo en nota con los colegas de 3×3 radio (Ucu Web), manifestó el interés de San Nicolás para organizar la burbuja de la Norte. Los nicoleños cuentan solamente con 954 casos y 27 fallecidos.

De todas maneras desde aquí intentamos destacar el esfuerzo de la dirigencia de nuestro básquetbol para el retome de la actividad. Cientos de jugadores profesionales de alta competencia están hace seis meses parados. A esto hay que sumar entrenadores, cuerpos médicos, utileros, comisionados, oficiales de mesa, árbitros y el resto del personal que habitualmente está afectado a la competencia como el periodismo especializado, auxiliares en las canchas, personal de limpieza, etc.

A esto hay que sumarle el personal que trabaja fuera de los estadios como los empleados de hotelería, gastronomía en los mismo hoteles donde comerán todos los implicados en el torneo y transporte desde los hoteles a los estadios ida y vuelta.

Y si bien el regreso a los entrenamientos es un hecho, aún no se sabe tal como explicamos más arriba, si se podrá comenzar el torneo el 1 de noviembre como están queriendo planificar los dirigentes. La situación de la pandemia hace que las dudas se generen.

Lo que ha quedado claro de acuerdo a las charlas informales que hemos tenido con algunos dirigentes de clubes que, si jo se puede arrancar el 1 de noviembre, todo quedaría postergado para el mes de enero.

Decisiones responsables son las que se están tomando y creemos que ese es el camino. La Liga quiere volver pero está claro que no lo hará a como de lugar. Si vuelve es porque saben que se cubren todas las posibilidades que no haya problemas de infectados y de contagios. No es un dato menor.